Cómo prepararse para una riada

En las últimas dos décadas los efectos del cambio climático se están haciendo patentes en un incremento inusitado en fuerza y frecuencia de las inundaciones por lluvias y tormentas. Estas golpean con fiereza poblaciones, muchas de ellas crecidas a la sombra de la presión urbana y el boom económico, ocupando en algunos casos, tradicionales llanuras de inundación.

Convivir con este riesgo es una realidad que se puede afrontar desde múltiples perspectivas y desde distintos agentes: gobierno central, administraciones locales y ciudadanos de a pie. En este post abordaremos cómo actuar para proteger nuestras familias, en caso de inundación:

Antes de una inundación. Conocer el riesgo para estar bien preparado

    1. Es importante saber el nivel de riesgo de inundaciones, el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino dispone de un visor cartográfico de zonas inundables. En él se puede consultar aquel lugar que interese.
    2. Si su ayuntamiento dispone de servicios de alertas por inundación, suscríbase. Recibirá en su móvil avisos de emergencia, del estilo al desarrollado por nuestra empresa para Pamplona, Baztan y Sangüesa, cuando se sobrepasan los niveles seguros.
    3. Evite habitar o adquirir inmuebles en zonas inundables.
    4. En caso de riesgo de que viva en zonas inundables: deberá hacer inversiones que aseguren la máxima protección, tales como sellamiento de las paredes en los sótanos con compuestos impermeables para evitar filtraciones. Instalación de sistemas de drenaje para bajantes, compuertas para sótanos o garajes, bombas de achique y la adquisición de sacos de arena o de propileno para proteger puertas y ventanas que estén a nivel del suelo.
    5. Evite almacenar documentos o bienes importantes en el sótano.

Hacer un plan de emergencia

    1. Hable con su familia lo que podría suceder y lo que se debe hacer en casa, en la escuela o en el trabajo si ocurre esta emergencia.
    2. Almacene documentos familiares importantes: partidas de nacimiento, pasaportes, testamentos, documentos financieros, pólizas de seguro, etc. en contenedores estancos. Designe una persona de contacto a la que se pueda llamar si los miembros de la familia se separan. Asegúrese de que cada miembro de la familia tenga la información de contacto y sepa dónde reunirse si se separan.
    3. Escriba y ejecute su plan con toda la familia al menos una vez al año.

El kit básico de emergencia

En caso de emergencia, necesitará algunos suministros básicos. Es posible que tenga que arreglárselas sin electricidad ni agua potable. Esté preparado para ser autosuficiente durante al menos 72 horas.

  1. Linterna con baterías de repuesto.
  2. Radio con baterías.
  3. Comida (enlatada, galletas, chocolate, barritas energéticas).
  4. Agua (2 litros por persona/ día. Mejor en botellas pequeñas que se puedan transportar fácilmente en caso de una orden de evacuación).
  5. Navaja multiusos.
  6. Botiquín de primeros auxilios, que contenga artículos especiales como medicamentos recetados.
  7. Llaves extras del coche y casa.
  8. Dinero en efectivo.

La clave es asegurarse de que estén organizados, sean fáciles de encontrar incluso en la oscuridad y fáciles de transportar en una mochila. Todos en el hogar deben saber dónde se encuentra el kit de emergencia.

¿Trabajas en Protección Civil? ¿Eres responsable municipal?
¿Te interesaría prevenir el riesgo de inundación de tu ciudad?

CONTACTA