tipos de desastres naturales inundación

Los desastres afectan a las condiciones de vida de las personas y de sus comunidades, así como a la actividad económica de los países, y son el resultado de la combinación de dos factores:

1. Fenómenos naturales:

Son cambios que se producen en la naturaleza sin la intervención humana.

2. Vulnerabilidad humana:

Es la capacidad para resistir, hacer frente a los peligros y recuperarse de los desastres. Como veremos a continuación, la pobreza contribuye de manera importante a la vulnerabilidad.

Además de esto, existen diversas formas de clasificarlos. Pueden encontrarse fenómenos que se crean con rapidez y de forma inesperada (terremotos), fenómenos de evolución lenta (sequías) que pueden tener consecuencias negativas para la sociedad y su economía, además, dependiendo de su duración e intensidad puede afectar a la provisión de alimentos y servicios esenciales para la comunidad, entre otras cosas.

A parte de esto, cabe destacar que una de las mayores vulnerabilidades de la población es el desconocimiento de los fenómenos, así como la falta de una evaluación de los riesgos presentes en su entorno.

En realidad, todas las poblaciones están expuestas, en mayor o menor medida, a eventos naturales extremos, no obstante, no siempre provocan un desastre.

Esto dependerá, en gran medida, del nivel de preparación de la zona frente a los riesgos afiliados. Un análisis histórico, seguido de un plan de actuaciones y alertas frente a los posibles fenómenos naturales de la zona es la mejor herramienta para proteger a una población, mejorando la capacidad de respuesta y minimizando los daños.

La Vulnerabilidad a desastres

Concepto.

La vulnerabilidad es un término de vital importancia en el ámbito de estudio de los desastres cuya definición ha ido variando con el paso de los años.

En la actualidad, la vulnerabilidad se entiende como una condición previa al suceso de un fenómeno natural. Es decir, dichos fenómenos no son el elemento activo que determinan un desastre, sino que actúan a modo de detonadores de situaciones críticas de fragilidad que ya existían previamente.

Por lo tanto, más que físicos, los desastres son fenómenos sociales, cuyas consecuencias podrían mitigarse e incluso prevenirse con el fin de disminuir el impacto que puedan tener en al sociedad. En otras palabras, son las características y las circunstancias de una comunidad las que determinan su vulnerabilidad a un desastre.

Aumento de la vulnerabilidad.

Es obvio que las comunidades van a tener que enfrentarse siempre a riesgos naturales, tales como sequías, inundaciones, terremotos o tormentas. A pesar de esto, en la actualidad, el término «natural» cada vez resulta más engañoso debido a la creciente influencia de las actividades humanas dentro de dichos sucesos.

Las prácticas ambientales y de desarrollo realizados de forma insostenible exacerban este problema. Un ejemplo de esto son la tala masiva de árboles y la destrucción de humedales, que reducen la capacidad de retención de agua del suelo haciendo que se produzcan inundaciones con mayor facilidad.

A parte de esto, el 90% de las víctimas de desastres habitan en países en vías de desarrollo, donde la falta de recursos y el aumento poblacional empujan a las familias a vivir en lugares de riesgo (laderas inestables, zonas propensas con gran actividad sísmica, áreas inundables, etc.), otro factor que multiplica el problema.

tormenta desastre natural

Tipos de Desastres

Concepto.

Tal y como acabamos de ver, los desastres surgen de una relación entre los efectos generados por un fenómeno natural y las condiciones previas de vulnerabilidad de la comunidad afectada. Y su calificación se realiza en base a tres características de la amenaza natural (tipo de fenómeno, manera en que aparece y duración).

La clasificación más utilizada es la Estrategia Internacional de las Naciones Unidad para la Reducción de Desastres (EIRD, 2009), la cual los agrupa en 4 categorías:

1) Dinámicos internos de la tierra:

Corresponde a fenómenos geofísicos. Usualmente no pueden ni predecirse ni evitarse.

  • Sismos
  • Tsunamis
  • Erupciones volcánicas

2) Dinámicos externos de la tierra:

Son catalogados como geofísicos, con la diferencia de que estos sí que podrían llegar a evitarse y suelen ir asociados a alteraciones en el medioambiente realizadas por el hombre.

  • Deslizamientos de tierra
  • Derrumbes
  • Aludes
  • Aluviones
  • Huaicos

3) Meteorológicos e hidrológicos:

Relacionados con las variaciones de temperatura de la atmósfera y océanos, así como otros fenómenos hidrológicos (precipitaciones y variaciones climáticas).

  • Inundaciones
  • Sequías
  • Heladas
  • Tormentas
  • Granizadas
  • Tornados
  • Huracanes

4) Origen biológico:

Proliferación de agentes, tales como virus, toxinas y bacterias que afectan a las personas, afectando a sus capacidades e incluso llegándoles a ocasionar la muerte. También afectan a los animales, las cosechas e incluso degradan el medioambiente.

  • Plagas
  • Epidemias

¿Necesitas protección frente a desastres naturales?